Un autobús o autocar sólo genera beneficios en carretera.

Las reparaciones y el mantenimiento no solamente cuestan dinero, sino también tiempo. Por lo tanto, deben efectuarse tan rápidamente como sea posible.